Como fotografiar maquetas - Yoryi (puntocom)


 Hacer página de inicio      Añadir a Favoritos      Mapa de la web      Enviar e-mail


Cómo fotografiar maquetas

Texto: GarrapataGarcía

Bueno, aunque yo no soy modelista imagino que lo que se pretende conseguir es que la maqueta fotografiada parezca un avión de verdad.

Para empezar, ¿Entre que tamaños oscila una maqueta? No es lo mismo fotografiar un objeto de 5 o 10 cm, para lo que haría falta un macro, que uno de 30 o 40 cm, que con tener un poco de zoom es posible que bastara. Pero esto es importante, así que vamos a estudiarlo más profundamente. Se trata de que el avión quede ocupando la mayor parte de la foto, y no quede una cosa minúscula en medio que no se distingan los detalles, ni una cosa cercana pero desenfocada. Los objetivos convencionales no son capaces de enfocar a menos de un metro (varía según que marcas). Para solucionar este problema hay dos recursos, cada uno con sus pros y sus contras.

Por un lado están los macros, objetivos específicos para enfocar a cortas distancias, con lo que te puedes acercar aproximadamente a unos 15 o 20 cm del objeto. Ahora casi todas las cámaras digitales vienen con una opción macro que viene representada por una flor, cogiendo esta opción se consigue eso, reducir la distancia de enfoque. Lo malo de este sistema es que si la maqueta es más grande de unos 20 cm, al aproximar tanto la cámara se deforma el objeto, así que este sistema casi me gusta más para hacer fotos de detalles de la maqueta.

La otra opción para acercarnos a la maqueta sin que salga desenfocada es con el zoom. Me gusta más para maquetas completas, si son grandes, porque al situar la cámara lejos de la maqueta no la deforma, pero presenta otros problemas. El zoom se come mucha luz, lo que se traduce en que la cámara trabaja a velocidades muy lentas, es decir, hay peligro de que la foto salga movida. Solución; hay que poner la cámara sobre un trípode. Que nadie se rasque las vestiduras que esto está al alcance de todo el mundo, se venden mini-trípodes que valen como 10 euros y abultan poco más que un bolígrafo, y seguro que luego vais descubriendo las otras muchas utilidades que tiene un trípode. Al utilizar la cámara con trípode debemos utilizar el modo de disparo automático, pues de otra manera, al pulsar el botón de disparo moveríamos ligeramente la cámara. Otro problema que tiene el zoom es que tiene poca profundidad de campo, es decir, de un avión visto frontalmente puede salir enfocado el morro, y la cabina estar totalmente desenfocada y más la cola. Si saliera así la foto equivaldría a una foto desenfocada, pero bien utilizado yo creo que hasta podría tener ventajas. Cuanto más zoom se mete, menor es la profundidad de campo, por lo que no hay que pasarse con el zoom, y si conseguimos que todo el avión salga enfocado, y ya la cola se desenfoque un poco, eso le puede dar al avión un poco de profundidad y la foto un toque de realidad (aunque esto habría que probarlo).

Bueno, de momento hemos conseguido que la maqueta salga cerca, enfocada y sin mover. Ahora vamos con algo determinante, y me temo que entramos en terreno conflictivo: La iluminación. Esto es tan importante como que la foto salga enfocada, así que no hay que quitarle importancia. Podemos iluminar la maqueta con luz artificial y con luz natural.

Luz artificial: Para mi la ideal, ya que haces lo que quieres. Problema gordo: Para iluminar adecuadamente una maqueta (o cualquier otra cosa), hacen falta al menos dos flash de ventana (mejor tres), de esos que van aparte de la cámara. Y este problema no se soluciona con dos mil pesetas como el trípode, aproximadamente 50 euros cada uno unos baratos. Como no hace falta ser adivino para saber que ninguno os vais a gastar esa pasta estudiaremos las alternativas. El flash que llevan las máquinas incorporado no hay que utilizarlo jamás, ni siquiera acompañando a flash de ventana. Da una luz frontal que elimina las sombras del objeto y por lo tanto le quita el volumen, lo aplana. La única sombra que crea es la sombra del objeto detrás de él, lo que termina de rematar la foto. Así que si solo disponemos del flash de la cámara tenemos que recurrir a la luz natural.

Luz natural: Como la foto de la maqueta la podemos hacer el día que nos de la gana, vamos a elegir los mejores días para hacer fotos, sean de maquetas o sean de lo que sean, que son los días nublados, pero que no esté muy oscuro. El sol crea claros oscuros muy fuertes que no son bonitos, y además se pierde todo el detalle de la zona oscura que queda negra. Los días nublados crean contrastes suaves, degradados, mucho más estéticos y agradables a la vista, y las zonas en sombra aparecen un poco más oscurecidas pero sin perderse los detalles. La posición del sol es determinante, aunque sea un día nublado, por lo que lo tendremos siempre a la espalda del que hace la foto y iluminando de frente al objeto, con la angulación que queramos darle para distribuir las sombras en la maqueta.

Sabemos sacar la maqueta cerca y enfocada, la iluminamos con un día nublado, ahora hay que encuadrar la foto, buscar el mejor ángulo. Aunque esta es la parte más artística y personal de la foto, yo recomendaría colocar la cámara a la misma altura de la maqueta.

En todo caso lo que más recomiendo en cuanto a iluminación y encuadre es hacer muchas fotos variando pequeñas cosas, girando un poco la maqueta, bajando un poco la cámara..., que donde menos te lo esperas resulta que está la foto buena. Ahora con las cámaras digitales no hay problema, haces cien fotos a la maqueta y luego tiras noventa y cinco, que más da, por el mismo precio tienes muchas más posibilidades de sacar una foto chula. Pensar que para una foto publicitaria de prensa, por ejemplo un anuncio de un cosmético donde sale una chica, a pesar de que las hace un fotógrafo buenísimo con una cámara de órdago y se hacen en un estudio con lo último en iluminación, se hacen cientos de fotos para al final quedarse con una sola. Así que la masificación también es importante.

Para que no se vean los fallos se me ocurren tres cosas. Lo primero es que nos los haya. Si los hay colocarlos en la parte que no se ve en la foto o al menos en la parte más sombreada de las visibles. Pero la mejor solución es aprender a manejar el Photoshop, que es facilísimo, y ahí se arregla lo que haga falta. Y aquí quería llegar, porque el Photoshop se me antoja imprescindible para vuestras fotos, ya que no solo se arreglan los fallos. Se puede eliminar el fondo y colocar el avión en el cielo, o mejor todavía, efectos de movimiento, un avión visto frontalmente colocado en el cielo se le mete un poco de efecto zoom, que tan solo es apretar un botón, y dará la sensación que el avión se acerca hacia ti a velocidad supersónica. ¡¡Y ponerle un misil saliendo!! De verdad, con el Photoshop haríais virguerías. Cuando vea fotos vuestras si veo alguna adecuada, y os parece bien, intentaré ponerle movimiento, a ver como queda.

Solo me queda decir que para dar veracidad a la foto estaría muy bien crear un entorno a escala, cosa que me imagino que ya haréis. Si el entorno no estuviera a la altura de veracidad de la maqueta, como es el fondo, siempre se podría desenfocar un poco con el zoom, eliminando fallos y dando más profundidad a la foto.

Todos los consejos que os he dado es pensando que tenéis cámaras compactas, es decir, las normales. Lo suyo es tener una cámara reflex o al menos con funciones manuales, donde se puedan manejar la velocidad y el diafragma al gusto, lo que es otra historia diferente y se pueden hacer mucho mejores fotos.

Ir a la página principal  Página principal    Volver a Técnicas

Arriba

¿Quieres contribuir con tus técnicas de modelismo? Escríbenos Enviar e-mail


© 2004 - Yoryi (puntocom) Modelismo - Resolución recomendada: 1024x768

.