Enmascarado de camuflajes con Blu-Tack - Yoryi (puntocom) - Modelismo

 Hacer página de inicio      Añadir a Favoritos      Mapa de la web      Enviar e-mail


Enmascarado de camuflajes con Blu-Tack

Texto y fotos: Jorge Beleña "Yoryi"

Vamos a explicar a continuación una sencilla técnica para enmascarar esquemas de camuflaje utilizando la masilla adhesiva Blu-Tack, para saber más acerca de esta masilla, véase el artículo "La masilla Blu-Tack" en nuestra sección de Herramientas.

Para explicar esta técnica vamos a pintar el camuflaje de un F-4E Phantom II, en este caso un camuflaje de tres colores (un marrón y dos tonos de verde).

Los materiales que vamos a necesitar son los siguientes:

En el ejemplo que nos ocupa ya tenemos pintadas y enmascaradas las superficies inferiores, la cabina, la parte metalizada de la cola y los estabilizadores, así que ahora tenemos que pintar el camuflaje de la parte superior. Lo primero que vamos a hacer es pintar el modelo con el primer color del camuflaje (en nuestro caso el marrón, en caso de otros esquemas de camuflaje el orden será siempre del color más claro al más oscuro), esta será la capa base.

Una vez está bien seca esta capa de pintura, vamos a tapar las zonas del camuflaje que queremos que se queden con este color, para ello amasaremos trozos de Blu-Tack con los dedos para que adquieran su poder adhesivo y después los moldearemos para obtener una especie de "espaguetis", para esto podemos valernos del propio envase del Blu-Tack como vemos en las siguientes imágenes:

Dependiendo del grosor de nuestros "espaguetis" conseguiremos que los bordes entre los distintos colores queden más o menos difuminados, a mayor grosor más difuminada quedará la zona entre dos colores (para conseguir esto hay que pintar con el aerógrafo perpendicularmente al borde de la masilla). En nuestro caso, al ser un modelo a escala 1/72 queremos unos bordes difuminados pero no demasiado (casi nada), así que haremos los "espaguetis" de unos 2 ó 3 milímetros aproximadamente, para conseguir que este efecto se aprecie más o realizarlo en escalas mayores los haremos de mayor grosor.

Con estos "espaguetis" y basándonos en el plano con las instrucciones de pintura, iremos definiendo los bordes de las partes que deberán quedar marrones, quedando el modelo de la siguiente manera:

A continuación, tenemos que tapar estas zonas, podemos hacerlo directamente con más masilla Blu-Tack, aunque en este caso vamos a rellenar primero el interior con cinta de enmascarar (también podemos utilizar papel de enmascarar, plástico o cualquier otro enmascarador que usemos habitualmente) para ahorrarnos así tiempo y trabajo:

Como es obvio, la cinta no se adapta a las formas curvas que hemos definido, así que rellenaremos las zonas entre el Blu-Tack y la cinta con más Blu-Tack, sin importarnos ahora el grosor de los trozos de masilla que apliquemos pero asegurándonos de que queda bien tapado:

Una vez tapados todos los huecos, el modelo está listo para la siguiente capa de pintura (en nuestro caso el verde más claro). Antes de pintar, repasamos toda la superficie del modelo frotando un trocito de Blu-Tack, para eliminar así posibles restos minúsculos de masilla que hayan quedado en la superficie a pintar y estén tapando zonas que no queramos tapar.

Hecho esto, pintamos con el siguiente color las zonas en las que éste debe quedar visible, procurando no quedarnos cortos en la extensión de las zonas y pintando perpendicularmente a las máscaras de masilla que hemos colocado (en caso de querer que los bordes no sean difuminados no es necesario pintar perpendicularmente):

Una vez seca la nueva capa de pintura, repetimos el proceso anterior, definiendo con Blu-Tack los bordes de las zonas que deberán quedar en este color, guiándonos siempre por las instrucciones de pintado y sin salirnos de la zona que hemos pintado de verde. Deberemos tener especial cuidado en no mover las máscaras que ya están colocadas:

Volvemos a rellenar el interior de las zonas que hemos definido con cinta:

Y tapamos bien todos los huecos que queden con más Blu-Tack, sin olvidarnos después de dar una pasada a las zonas no cubiertas con un trozo de Blu-Tack limpio:

Hecho esto ya podemos dar la capa final de pintura al camuflaje, en nuestro caso con el verde más oscuro y, al igual que antes, pintando perpendicularmente a los bordes de las máscaras:

Y ahora dejamos secar bien la nueva capa de pintura. Da la impresión de que nuestro modelo no tiene muy buen aspecto, pero no os llevéis a engaño porque una vez seca la pintura retiramos todo el Blu-Tack y la cinta de enmascarar y el resultado es éste:

El esquema del camuflaje ha quedado perfectamente representado, no se ha colado nada de pintura en sitios que no debiera y los bordes entre colores han quedado ligeramente difuminados dejando el efecto que deseábamos (aunque en la foto no se aprecia demasiado bien). Algunas zonas de la cola parece que no han quedado bien pintadas, pero como decíamos al principio, esa zona ya la teníamos pintada y enmascarada al igual que la cabina (en la foto aún tienen la máscara de cinta que tenían antes de empezar).

Como último paso, daremos una pasada más frotando con un trozo limpio de Blu-Tack para eliminar posibles restos y ya tenemos nuestro camuflaje terminado.

 

Ir a la página principal  Página principal    Volver a Técnicas

Arriba

¿Quieres contribuir con tus técnicas de modelismo? Escríbenos Enviar e-mail


© 2004 - Yoryi (puntocom) Modelismo - Resolución recomendada: 1024x768

.